¿Qué es?

 

El suelo radiante es un tipo de instalación de climatización que consiste en un elemento activo o pasivo que regula la temperatura de una habitación, vivienda o local. Aunque existe la posibilidad de realizar refrigeración por suelo radiante, por lo general se reserva este tipo de instalación para la calefacción de la vivienda, debido a su alto confort térmico. A diferencia de otros métodos de calefacción, el suelo radiante proporciona una calefacción natural y confortable, sin crearse zonas diferenciadas de temperatura en la misma sala.

 

Existen básicamente dos tipos de instalaciones: las instalaciones de suelo radiante térmico y las instalaciones de suelo radiante eléctrico o de hilo radiante. Las primeras consisten en un elemento pasivo (generalmente tuberías de polietileno) que se ubican por debajo de la solería. Por este elemento calefactor pasa agua caliente que proviene de alguna fuente de térmica (generalmente una caldera, aunque cualquier medio de calefacción, como podría ser una resistencia eléctrica o energía solar, sería posible). Las instalaciones de suelo radiante eléctrico, por el contrario, constan de un elemento activo que genera el calor (una resistencia eléctrica bajo el suelo). Esta resistencia es totalmente segura y plantea la ventaja de su velocidad de calefacción y comodidad. Mientas un suelo radiante eléctrico calienta la habitación en aproximadamente 30 minutos, el suelo radiante térmico requiere alrededor de 2 horas para alcanzar las temperaturas de funcionamiento. Por el contrario, el suelo radiante eléctrico, en el caso de que el tiempo de funcionamiento sea el mismo, conlleva un coste económico mayor en el consumo. Sin embargo, el sistema eléctrico no necesita tanto tiempo de funcionamiento como el suelo radiante térmico para alcanzar las temperaturas de funcionamiento, además de tener termostatos independientes en todas las estancias que desconectan el aparato cuando se alcanzan las temperaturas de referencia.

 

¿Cómo podemos ayudarle?

 

Radium Vergina dispone de multitud de soluciones técnicas para que usted goce de un ambiente cálido y confortable en su hogar. Trabajamos sólo con marcas que cumplen todas las normativas comunitarias y españolas y nuestro sistema de calidad le asegura una instalación segura y acoplada a las especificaciones técnicas del producto.

 

En Radium Vergina conocemos perfectamente las soluciones a problemas concretos. Podemos realizar instalaciones de cualquier tamaño, asesorándole en todo momento sobre la mejor opción en cada caso.

 

No dude en exponer su caso, le resultará sorprendente lo que podemos hacer por usted

 

 

¿A quién va dirigido este servicio?

 

Las instalaciones de suelo radiante son una perfecta inversión en ahorro energético y comodidad para las viviendas unifamiliares que puedan disponer de un lugar para ubicar la caldera o el equipo solar para su calefacción. Por otro lado, viviendas unifamilares que no dispongan de espacio puedan optar por el suelo radiante eléctrico, que no consume más que lo que consume un calefactor convencional, sin las incomodidades de éste (zonas frías en la estancia, necesidad de varios aparatos en el caso de querer climatizar varias estancias, etc.).

 

En el caso de hoteles o grandes superficies que requieran climatización, el suelo radiante representa la mejor opción para maximizar la relación confort térmico vs. gasto energético. No dude en contactar con nosotros si tiene interés en realizar en su recinto este tipo de instalaciones. Disponemos de soluciones económicas y con altas prestaciones.

 

Para más información, escriba su pregunta en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.